Ya no es legal la compraventa de recambios de coche usados entre particulares

Los desguaces son los únicos que pueden venderlos

Durante muchos años la compraventa de recambios automovilísticos entre particulares ha sido una actividad habitual. Anunciados en webs de productos de segunda mano y, más recientemente, en aplicaciones creadas con el mismo fin, las piezas estaban a disposición de todo aquel que las quisiera adquirir. Pues bien, estas operaciones ya no son legales desde que el Gobierno español aprobó el Real Decreto 20/2017 , de 20 de enero, sobre los vehículos al final de su vida útil .

Con esta nueva normativa, redactada para adaptase a la directiva europea, el Estado introduce modificaciones en diversos ámbitos, incluido el de la comercialización de los componentes usados. A partir de ahora sólo los Centros Autorizados de Tratamiento (CAT) –conocidos como desguaces- pueden extraer y vender las piezas usadas de los vehículos, siempre y cuando éstos hayan sido dados de baja definitivamente en el Registro General de Vehículos de la DGT y descontaminados.

 

A partir de ahora sólo los Centros Autorizados de Tratamiento (CAT) pueden extraer y vender las piezas usadas de los vehículos

Así pues, todos aquellos recambios que no provengan de un CAT serán ilegales. Por este motivo, los particulares ya no podrán vender ni comprar piezas usadas en el mercado de segunda mano. Montar un recambio ilegal podría tener consecuencias más allá de una posible sanción; por ejemplo, si el coche sufre un accidente, la compañía aseguradora podría negarse a hacerse cargo de él.

En cuanto los neumáticos, el Real Decreto especifica que el CAT puede recuperarlos en el proceso de separación de componentes para o bien venderlos o bien entregarlos a los gestores de neumáticos. En cualquier caso, deberá dejar constancia de la opción elegida para que la Administración tenga sepa cuál ha sido su destino.

Por otro lado, cuando un particular entrega gratuitamente un vehículo para que sea dado de baja definitivamente, éste deberá tener todas las piezas. De no sea así, el propio desguace notificará a la Consejería competente de la Comunidad Autónoma en cuestión qué componentes faltan.

Igualmente, El Real Decreto establece las previsiones relativas a la responsabilidad ampliada del productor del vehículo, contempladas en la Ley de Residuos, para dar cumplimiento a las obligaciones de los fabricantes e importadores de organizar la recogida y gestión de los vehículos al final de su vida útil y, cuando resulte necesario, la financiación de esa recogida y del tratamiento de los residuos generados por ellos.

Cuando un particular entrega gratuitamente un vehículo para que sea dado de baja definitivamente, éste deberá tener todas las piezas”

 

 

fernando@aitt.es

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies